Llevo en mi alma cicatrices de oro

Fotografías tomadas por @la__eterna

Algunos llevamos en nuestro alma cicatrices de oro. Desde la oscuridad procuramos sanarlas, día tras día, año tras año. Con cuidados y como quien reconstruye una pieza de cerámica destruida, hemos ido uniendo cada parte con el deseo de volver a ser alguien entero. Después de una obra de reconstrucción emocional financiada por las noches de insomnio e impulsividad para protegerla, al fin volvía a su estado original.

O eso parecía, porque ahora esa vasija era el resultado de la unión de todo ese destrozo. ¿Qué hacer ante esta situación en la que eres parte de la unión de diversas piezas rotas? A nadie le gusta encontrar su alma en escombros. ¿Quién tiene el poder de recomponer a ese ente llamado “alma”? Uno mismo.

Hagamos de nuestro esfuerzo, oro, para después fundirlo y unirlo con cada uno de esos desechos y formar de nuevo nuestra casa interior, nuestro ser sin fisuras.

He de agradecer el haber estado a mi lado todos estos años a mi querida y amada señora Eterna. Que a pesar de los ruidos de tanta caída de escombro estuvo apoyándome, aconsejándome y aceptándome

Y una última cosa para todos los que todavía estéis en plena obra de reconstrucción... ¡No os deis por vencidos jamás!


🖤✨